Nuestro Real Wedding de hoy es para una pareja joven, muy enamorada, dulce, romántica y llena de amor. Son ellos, Enza y Tommaso. Dos personas con un grande corazón a quienes, cada vez que hablábamos de su gran día, se les iluminaban los ojos.

En nuestro primer encuentro 6 meses antes de la boda, estaban un poco perdidos… Tantas cosas por decidir, tantos detalles a tener en consideración, tantas opiniones diferentes… !Y todas parecían buenas! O no. ¿Cómo estar seguros de todo? Lo único que Enza tenía claro eran dos cosas: el tema y los colores.

El tema era el AMOR. Así, en mayúsculas. El Amor y todo lo que comporta: la bondad, la amistad, la dedicación, la pasión, la paciencia… ¿Los colores? El blanco y el rosa pálido. Así que con esta información empezamos a trabajar. Decidimos cada pequeño detalle, como el diseño gráfico, presente tanto en la iglesia como en la cena: el librillo para la misa, el abanico, el menú, el número y nombre de las mesas, el seating plan y los billetitos del sweet table (o confettata, como se dice en italiano). 

El ramo de novia, de rosas color rosa pálido, y las coronitas para las pequeñas damas de honor, detalles que no pueden faltar en una boda romántica como esta.

La iglesia escogida fue San Francesco d’Assisi, una preciosa iglesia franciscana del S XII en el centro histórico de Palermo. La decoración floreal de hortensias blancas, rosas en color rosa pálido y gipsófila. Rica pero no demasiado abundante. Para los novios era muy importante decorar y dar un toque personal a la iglesia, pero respetando mucho su simplicidad y belleza.

La cena y la fiesta tuvieron lugar en un sitio muy especial: su casa. Una preciosa villa que terminaron de construir justo a tiempo para el Gran Día! No fue fácil: tantas ideas, tantos invitados (más de 250), una casa y un jardín aún por terminar hasta días antes de la boda, la iluminación, la disposizión del catering… Como os he comentado en otro de mis artículos del Blog, organizar una boda en casa es precioso y muy emotivo, pero también tiene sus inconvenientes.

Pero el resultado fue simplemente perfecto y los novios y sus familias tuvieron la boda que siempre habían imaginado. Una mise en place blanca, moderna, elegante, romántica y joven. Un buffet hecho a medida, con espejos y muchas velitas. Las mesas decoradas con un centro de cristal muy alto compuesto de hortensias, rosas, gipsófila y amarantus verde. En la base, un espejo y tantas velitas que, junto con los vasos de cristal tallado creaban un delicado juego de luces encima de la mesa.

La intención era conseguir un estilo que reflejase la personalidad de los novios. Y lo conseguimos! Felicidades Enza y Tommaso… que éste sea el inicio de una fantástica y romántica vida juntos!

Wedding Planner & Designer: Noemí Catalán, Yes I Do in Sicily

Flores: Miosotis

Fotografía: Mimmo Giordano