En estos días estoy organizando una boda en una casa privada, preciosa, con un gran jardín. Será una fiesta preciosa, muy emotiva, pero también tiene sus puntos “calientes”…  Así que he pensado que sería oportuno hablar sobre este tema en el Blog de Yes I Do in Sicily.

Sí, porque es una opción estupenda, llena de emoción y de significado para los novios y su familia, pero no siempre es fácil de organizar. Tal vez vuestra casa no está preparada para 100, 150 o 200 personas, no tiene un parking para30 o 50 coches, quizás no tiene espacio para el catering, electrodomésticos extras, mesas, sillas y para el grupo de música. Una boda en casa (y hablo del banquete, porque también podríamos incluir la cerimonia) puede ser más difícil de organizar y más cara. Pero si es vuestra elección por su valor emocional, entonces adelante! Definitivamente valdrá la pena, pero es necesario evaluar muchas cosas antes de elegir esta opción. Aquí tenéis algunas de ellas:

1. Vuestro Wedding Planner & Designer tiene que participar desde el principio!
Nosotros, los profesionales de los eventos por excelencia, tenemos un séptimo sentido: el “sentido del evento“. Sí, sabemos dónde posizionar los diferentes momentos del día: la acogida, el aperitivo, la cena o el almuerzo servido, el corte de la torta, dónde poner al grupo o al DJ, dónde hacer la fiesta, dónde posicionar al staff, la zona catering, el parking… Puede ser que la casa necesite algún que otro ajuste: un repaso al jardín, retocar alguna pared o al gún muro, etc. Así que escuchad nuestras sugerencias! Además sabemos lo que se puede y lo que no se puede hacer, lo que debemos conseguir y lo que nos podemos ahorrar. Y, sobre todo, sabemos coordinar el resto de los proveedores que participan en el evento!

2. Punto importante: las visitas de inspección.
Vuestro Wedding Planner & Designer tendrá que venir varias veces a casa para ver todos los espacios con cada proveedor que trabajará en vuestra boda. Esto es imprescindible para una buena planificación! Sólo así podremos saber lo que falta, lo que necesitamos, lo que hay que solucionar… para que el evento sea un éxito!

3. Sed prudentes… Alquilad un generador!
Por lo general no vivimos en un lugar diseñado para organizar eventos y probablemente vuestra casa no pueda soportar los watios que necesitaremos para dar luz a todos los espacios, electricidad a la cocina, etc. Si usted no queréis correr el riesgo de un apagón, alquilad un generador!

4. Alquiler, alquiler, alquiler.
Aunque la casa sea muy grande, es probable que no tenga 10 o 20 mesas para 10 personas cada una de ellas, 100 o 200 sillas, 10 o 20 plazas de parking, 400 copas de vino, platos, centros de mesa, etc … Así que hay que alquilar. Mesas, sillas, platos, servilletas, manteles, cubiertos, y si es necesario una buena estructura para protegernos de la lluvia!

5. Permisos… No queremos sorpresas!
Tenéis que estar seguros de que todo esté en regla: volumen de la música, hasta qué horario, espacio para el estacionamiento de los coches si no están dentro de vuestra casa, etc. No queremos la visita sorpresa de la guardia urbana durante la boda, ¿verdad?

6. Pensad en una fantástica opción B!
Si el recibimiento es al aire libre esperemos que el tiempo sea estupendo. Pero no podemos siempre “esperar”… Tenemos que ser precabidos y estar preparados para cualquier cosa! Así que nos servirá una opción B igualmente precisosa y mágica en caso de lluvia o demasiado viento. En cambio, si hace demasiado calor tendremos que tener buenos ventiladores o acondicionadores de aire portátiles. Obviamente, todo de alquiler!

7. Los vecinos … Seamos civilizados!
Hay que decir a los vecinos que vais a organizar la boda en casa. Imaginad que justo el mismo día deciden organizar una fiesta y coinciden todos los coches en la misma zona, dos grupos de música, etc. Es mejor evitarlo. Así que unos meses antes del evento, hacédselo saber!

Bien, como habéis visto hay unos cuantos puntos a tener en consideración si escogéis esta opción. Si una Wedding Planner & Designer suele ser de gran ayuda para organizar una boda, en estos casos es esencial! Por lo tanto, contratad a un buen profesional y empezad a soñar vuestro Gran Día!